La familia Rösch

Hoteleros con corazón y alma

Los hoteleros Alexandra y Sebastian Rösch son los anfitriones en el hotel Laimer Hof de Múnich.

La pareja asume la administración el hotel en el año 2003 con una larga tradición en el ramo y, desde ese entonces, ha gestionado el hotel con amor y un gran respeto por sus fundadores.

Alexandra y Sebastian Rösch: los hoteleros profesionales y cordiales

Tanto Alexandra Rösch como su esposo Sebastian cuentan con una educación de primera clase en la gestión de la hospitalidad.

Alexandra, quien proviene de un linaje germano-francés, completó su Abitur (examen final del más alto nivel en estudios secundarios) en la Escuela Europea en Karslruhe. Posteriormente, realizó su capacitación en “École Hotelière” (escuela de gestión de la hospitalidad de renombre) en Estrasburgo, donde conoció a su futuro esposo.

Sebastian Rösch proviene de una familia de hoteleros germano-franceses. Sus padres administraban hoteles de primer nivel tanto en Alemania como en el exterior. Ya en su adolescencia, inmediatamente después de completar su Abitur, Sebastian siguió los pasos de sus padres y comenzó a trabajar en hotelería.

Obtuvo su experiencia y renombre trabajando en varias áreas de la gestión del hotel como servicio a la habitación, servicio de desayuno y recepción directa.

Luego de completar su “entrenamiento básico”, Sebastian también estudió en la escuela francesa de gestión de hoteles de élite en Estrasburgo.

Antes de abrir su propio hotel, Laimer Hof de Munich, Sebastian Rösch fue Director de Ventas de la corporación hotelera Ringhotels, con 150 subsidiarias.

Desde 1996, Alexandra Rösch trabajó como asistente de administración en el Hotel Carmen de Múnich. De esta forma, la pareja estaba muy bien preparada para asumir el desafío de abrir su propio hotel.

Y esto es lo que perciben los huéspedes durante su estadía en el hotel Laimer Hof: profesionalismo y cordialidad en equilibrio perfecto, lo que constituye la base de un servicio meticuloso y una hospitalidad cálida.

El servicio personalizado es una prioridad para la familia Rösch. Por ejemplo: Sebastian Rösch puede ser convencido muy fácilmente por sus huéspedes para guiar una caminata por el parque Nymphenburg y compartir sus muchas sugerencias sobre las atracciones en Nymphenburg y de Múnich.

Los hijos de la pareja también son un activo muy importante de información relacionada con la capital bávara. Son deportistas y aman el hotel de sus padres.

Dada su educación internacional de primera línea y bilingüe, Alexandra y Sebastian hablan con fluidez inglés, francés y español y, por tanto, están muy bien preparados para atender a visitantes internacionales.


¿Le gustaría pasar su próxima estadía en Múnich en el Hotel Laimer Hof?

¡Reserve aquí!